OPINION

CULTURA

LA SEMANA

VIDA

FRASES FAMOSAS:  

"El éxito consiste en ir de fracaso en  fracaso sin perder el entusiasmo". Winston Churchill

 

 

 

 

Por Cosme Beccar Varela

 

Invito a los lectores a que traten de recordar o de entrarse a través de la Historia si hubo un momento más absurdamente tiránico que el que estamos viviendo. Absurdo porque es aceptado mansamente, sin límite de tiempo y sin que los tiranos ejerzan una violencia capaz de quebrar la voluntad de un pueblo medianamente celoso de sus derechos más elementales, sino apenas basada en mentiras sin pretensión de probar la veracidad de ninguna de ellas, tal es la credulidad con que las toman las víctimas de ellas a pesar de que la única fuente de información para sustentar la interminable cuarentena en la que se basa la tiranía es la impresentable "medusa" que funge de "secretaria de acceso a la salud de la nación", Carla Vizzotti.

Esta audaz joven despeinada y con aspecto de drogada es la dueña de la libertad de 44.000.000 de habitantes y la correveidile de Fernandez y del asesino abortista ministro de salud. Es ella la voz oficial que se usa  para mantener este engaño del número de muertos y contagiados sin que nadie le pida pruebas de las causas verdaderas de las muertes atribuidas al coronavirus ni se indignan cuando dice que hay muchos de esos enfermos que en realidad no lo están porque no presentan los síntomas de la enfermedad, lo que en lenguaje llano signfica que no la tienen, (dos más dos cuatro) y parecen ignorar que desde 1810 se muere gente en el país todos los años por distintas causas en números proporcionalmente iguales o mayores que los de este virus pero de varias enfermedades. 

Esta tirania es el resultado de varios factores.

Primero, el que ya dije, o sea, la cobarde, estúpida y crédula resignación de los habitantes que se dejan someter sin resistencia digna de ser considerada como tal. A esto contribuye el reparto de plata a casi 20.000.000 de habitantes impedidos de trabajar, plata que por falta de recursos genuinos proviene de una desbocada emisión monetaria que provoca una inflación gigantesca no revelada pero cuyos efectos  nos explotarán en la cara en cualquier momento.

Segundo, la vil sumisión a un poder internacional que procede de la misma manera avasallando la soberanía de las naciones mediante el terror inducido de un discutido virus sobre el cual innumerables científicos silenciados han desmentido sus origenes, sus efectos y su carácter de "pandemia" que justifique las medidas catastróficas que casi todos los gobiernos han tomado, siendo el de este país uno de los más serviles ejecutores de esa orden destructiva.

Tercero, la audacia descarada del gobierno peronista, ávido de poder y despectivo de todo derecho, siempre integrado por ladrones desde los tiempos de su infame fundador y para el cual la tiranía en manos propias es el gobierno ideal. Y los "opositores", participan de ella en efectivo, con sueldos y prebendas de todo tipo, mientras el "kerensky" macri, responsable del regreso al poder de esta banda de corruptos, se pasea por Europa y su cómplice máximo, el monstruoso y abortista Intendente de Buenos Aires, es un aliado a ojos vista de la tiranía, actuando como un desvergozado furgón de cola de Fernandez y del marchando del brazo con el marxista Kicilloff.

Voy a dar la lista -no exhaustiva- de los derechos que están abandonando los argentinos en su cobardía:

1) El de profesar libremente su culto que se funda no sólo ni principalmente en el (art. 14 CN sino en la autoridad divina). En esto colaboran los Obispos (que actúan como apóstatas por que parecen no creer en el poder de Dios para auxiliarnos). Hace casi cinco meses que está prohibidas las misas públicas y cerradas casi todas las iglesias. Si los Obispos no fueran apóstatas, por el contrario, invocarían a Dios  exhortando al clero a decir misas y a todos los católicos a rezar para que cese la tiranía y su aparente causa.

2) El de mantener el sistema republicano de gobierno con tres poderes separados e independientes (art. 1CN). Hoy han desaparecido el Judicial y el Legislativo (que, dicho sea de paso, hace rato que son cuevas de maleantes que desprecian el Derecho cobrando sueldos de sultanes).

3) El de trabajar y ejercer toda industria lícita (art.14CN). Hace casi cinco meses que innumerables personas no pueden trabajar y muchas empresas medianas y pequeñas y aún grandes desaparecen  a causa de las arbitrarias medidas de la tiranía que les impide trabajar a pesar de lo cual deben seguir pagando impuestos y a sus empleados.

4) De usar y disponer de su propiedad (art.14CN). Sus automóviles están inmovilizados con  riesgo de que les sean confiscados si los usan sin un permiso especial de la tiranía.

5) El de entrar, permanecer, transitar y salir del territorio argentino (art. 14CN).La cuarentena   impide la libertad de movimientos incluyendo una pena de dos años de prisión para quien la viole.

6) El de no ser admitida la exigencia servicios personales (art.17CN).Sin  embargo se exige el uso de unas máscaras llamadas "barbijos" bajo pena de $80.000 a quien no lo hiciere. Eso es un servicio personal porque se alega que es en beneficio de los otros para impedir que los contagiemos de una peste nadie puede afirmar que padecemos.

7) Ningún habitante de la Nación puede ser penado sin juicio previo fundado en ley anterior al hecho del proceso Es inviolable el derecho de defensa (art.18CN). Sin embargo, la tiranía ha impuesto una prisión domiciliaria (eso es la "cuarentena") sin acusación de delito alguno y sin dar derecho de defensa. Por ejemplo, el de proponer peritos médicos para desmentir las falsedades del gobierno acerca del verdadero peligro del virus y su modo de contenerlo. Según los científicos silenciados, esa pericia da por tierra esa tramoya y caería la .tiranía.

8) A. Fernandez A. ha usurpado la suma del poder público convertido en un infame traidor a la patria y sus actos son nulos (art.29CN)

9) El derecho de asociarse y el aún más esencial de tener una vida social con la familia y los  amigos. Para eso la tiranía cierra los lugares de encuentro como los restaurantes, cafés, clubes y hasta prohibe las reuniones familiares alentando la delación de los vecinos contra quienes las hacen. Por ese motivo hay infinidad de casamientos que se han postergado indefinidamente.

Esta es otra de las utilidades de la cuarentena para la consolidación de la tirania. Los tiranos "se esfuerzan para procurar que su sus súbditos no sean gente de virtud ni tengan pensamientos magnánimos para que no dejen de sufrir su mal gobierno y que entre ellos no haya conciertos, ni amistades, ni gocen de la correspondencia de la paz, porque así, no fiándose unos de otros no puedan intentar nada contra ellos (Santo Tomás de Aquino, "El gobierno de los príncipes" Tomo I, cap III)

10) Se impide el derecho de viajar llegando al extremo de prohibir los vuelos con lo  que muchas Compañías aéreas quebrarán. Hay miles de personas que por esa causa fueron impedidas de volver a sus casas, sin plata y durmiendo en el suelo de los aeropuertos extranjeros. No se puede usar el transporte público   sin una especie de "pasaporte" expedido voluntad por lo tiranía. Por ese motivo los colectivos suelen pasar con un solo pasajero o con ninguno.

No hay duda de que esta tiranía tiene una ideología que es la del estatismo marxista. Y no se quedará en esto sino que avanzará hasta imponer un sistema como el de Venezuela.

Esta es la situación en breve síntesis. Y que me digan si no da vergüenza ser argentino en "peronlandia" y qué se puede esperar de un pueblo acobardado y sin inteligencia. Sólo Dios, por la intercesión de la Santísima Virgen María nos puede salvar.

Por Cosme Beccar Varela

 

Estamos sufriendo en estos momentos el astuto plan del demonio que aplican los pérfidos para tiranizar a los hombres, hacerles perder la fe, sumirlos en la angustia y en la desesperación. Nunca ocurrió en el país ni en el mundo una obra de más refinada crueldad ni de la más descarada mentira. En el número anterior de "La botella al mar" publiqué una carta de un grupo de científicos dirigida a Fernandez, el usurpador presidencial, en la cual se ponen en descubierto las mentiras en las que se basa la "cuarentena" de cuatro meses (por ahora) que paraliza el país y lo lleva a la quiebra, la desocupacion y el hambre.

Parece que hubiera escrito en el aire porque excepto dos o tres lectores, nadie se dió por enterado del asunto, a pesar de su enorme gravedad. En resumen, esa carta y los siete artículos anteriores de "La botella al mar" denuncian la falacia de toda esta tragicomedia y la total falta de seriedad de los datos en que se basa la continuidad de este encarcelamieto de toda la población. Baste decir que las cifras de contagiados y muertos por el virus son entregadas todos los días por una funcionaria del ministerio de salud a cargo del asesino abortista Ginés, pero jamás suministra una prueba o algún dato que permita confirmar esas cifras a pesar de lo cual, estúpidamente, la gente les cree y justifica la destrucción de sus libertades y de la economía del país como si fuera un fenómeno natural e inevitable.

Un hecho más que sospechoso de toda esta farsa es que no se ha nombrado ningún grupo de científicos independientes que examinen las noticias del abortista Ginés.

En el mundo, es la presión de la OMS, presidida por un comunista etíope, amigo y asiduo visitante de la China comunista en la que empezó el supuesto flagelo, con todo el peso de la ONU que lo respalda, la que presiona para que los gobiernos se sumen a la tiranía de sus respectivos pueblos con la misma falta de pruebas serias y nula intervención de verificadores independientes.

Lo peor es que toda esta orquestación diabólica, está avalada y sostenida por el mismo Papa que ha cerrado las iglesias y dejado a los católicos sin misas, ni Sacramentos y sin auxilio espiritual. Bajo el poder de este siniestro detentor de la sede de San Pedro cobran actualidad las palabras que dijo la Santísima Virgen a la Venerable Sor María de Agreda a principios del siglo XVII:

"Despierta en tu corazón lastimoso llanto de que en la Iglesia santa tengan muchos sucesores los pontífices hipócritas y sacrílegos, que con título fingido de piedad condenaron a Cristo (N: dicho en el curso de las revelaciones sobre el inicuo juicio de Anás contra Nuestro Señor)..."

¡Dios quiera que hubiera muchos católicos que lloraran la tiranía del Papa Bergoglio y rezaran para que Dios la haga cesar y elegir un Papa santo!  Mientras eso  no ocurra seguirá la tiranía que padecemos, salvo una intervención milagrosa de la Santa Madre de Dios que nos cuida y protege.

Por Cosme Beccar Varela

 

Es de plantearnos que pasará el día siguiente en que la tiranía decida dar un nuevo paso en su actual desaforada marcha contra la Constitución Nacional. Como todo el mundo sabe, pero vale la pena recordarlo, en este momento la Constitución ha sido abolida de facto. Los facciosos en el poder hacen lo que quieren. No hay garantías individuales, no funcionan ni el Poder Judicial ni el Legislativo (y aunque si  funcionaran  está probado que no cumplen su deber de administrar justicia ni de legislar para el bien común).

La oposición no existe, como puede verse por la desaparición pública de Macri y de los demás partidos, excepto los de izquierda que son socios del oficialismo. Después de siete meses de silencio ayer apareció Macri en un reportaje para decir que se calló a propósito para que "ellos" "pongan en juego lo que ellos piensan, sus propuestas, sus soluciones" y a lo más que se atrevió frente a la política destructiva del gobierno fue esto: "estoy intentando levantar la mano y decir: cuidado no avancen sobre nuestras libertades..." Cuál será el concepto de libertad que tiene Macri puede deducirse de sus elogios a la China comunista: "Ellos tienen su sistema que hay que respetar. China es una realidad hoy en términos económicos y culturales”  ("La Nación", 9/7/2020, pag. 16). El "sistema" es la tiranía comunista consubstancial con su "cultura" y su "economía"...Eso dice Macri que hay que "respetar". ¿Y para la Iglesia Católica perseguida por el régimen comunista chino no hay que exigir respeto?

Obviamente la mano de Macri no es muy convincente porque Fernandez y Cia. no han hecho otra cosa que avanzar sobre nuestras libertades hasta el punto de que nos tienen a los 44.000.000 habitantes en prisión domiciliaria desde hace cuatro meses sin darnos oportunidad de defensa y sin haber cometido delito alguno, a no ser el de ser los desdichados habitantes de este país.   Y todo por la opinión de unos “expertos” de aspecto patibulario dirigidos por el asesino abortista ministro de salud que exigen la continuación de la cuarentena, o sea, del encarcelamiento general, sin control de médicos independientes.

Así las cosas y considerando que el peronismo gobernante ya ha usurpado la suma del poder público en abierta violación al art. 29 de la Constitución, lo que los convierte en "infames traidores a la Patria" según dicha norma, es necesario preguntarse qué harán los déspotas al día siguiente que consideren cumplida esa primera etapa de usurpación del poder total, con la bovina aceptación de la casi totalidad de los argentinos (por no decir la totalidad) la destrucción de la economía y la abyecta renuncia de sus libertades por parte de los "ciudadanos".

Se pueden imaginar algunas hipótesis que paso a exponer:

1) Estatización de toda la economía, incluyendo el campo mediante un monopolio de toda la comercialización de las cosechas.

2) Refuerzo de las restricciones a la libertades, incluyendo la de salir del país limitando la emisión de pasaportes e inventando "controles de salud".

3) Absorción de todos los recursos privados mediante la confiscación de los ahorros y de los ingresos de las empresas. Desaparición de las pequeñas y medianas empresas, quebradas por el cierre de la cuarentena.

4) Formación de un partido único con persecución de toda forma de oposición y compra por soborno o amenaza de los fantoches de la "oposición" como Macri y Cia, muy semejantes a los traidores Capriles y Guaidó de Venezuela.

5) Financiación internacional  de la China comunista y mediante el "default" apoyado por la búlgara presidente del FMI Gioergieva, que no cesa de reclamar apoyo para el gobierno de Fernandez.

6) Implantación en el país de agentes cubanos especializados en represión ciudadana.

7) Imposición del régimen imperante en Venezuela

Esta serie de pasos probablemente coexistan con la cuarentena que tan útil les está siendo a los peronistas para someter al pueblo a la tiranía sin disparar ni un tiro, hasta que llegue la hora de hacerlo.

Alguien dirá que estoy siendo demasiado pesimista. Pero si miramos a lo que ha avanzado este proyecto en apenas siete meses del gobierno de Fernandez y los tres años y medio que todavía le quedan en el poder, no debería sorprendernos que esas hipótesis de terror se hagan realidad.  

Por Cosme Beccar Varela

 

¿Cómo no temer sobre el futuro del país cuando se ofende a Dios de manera tan descarada?

"Yo soy el pan de vida bajado del cielo, si alguno come de este pan, vivirá para siempre y el pan que yo le daré, es  mi carne, vida del mundo...En verdad os digo que si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tendréis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene la vida eterna y yo le resucitaré el último día” (San Juan,6,51-53).

Sin embargo, desde hace cuatro meses el Episcopado argentino, sin duda con la aprobación del Papa, está privando a los católicos de asistir a misa y de comulgar, obedeciendo la orden del gobierno ateo y abortista que ha declarado una cuarentena y prohibe las misas y toda forma de asistencia colectiva a las iglesias. Muchas de ellas han cerrado sus puertas de tal manera que ni siquiera se puede entrar para adorar al Santísimo Sacramento guardado en los Sagrarios.

Es decir, y recordando las categóricas palabras de Nuestro Señor Jesucristo citadas en el primer párrafo, el Papa y el Episcopado están poniendo a los católicos argentinos en grave riesgo de perder el alma. Por otra parte, es notoria la escasísima concurrencia de fieles a las iglesias que abren sus puertas y hasta exponen el Santísimo Sacramento en ciertos horarios. Hasta eso quieren impedir los Obispos. Conozco un caso, por experiencia personal, de un obispo de la Ciudad de Buenos Aires que al verificar que a una de esas iglesias, en la que además se daba la comunión en dos horas fijas del día había 30 o 40 católicos que comulgaban, prohibió que se diera la comunión en adelante.

Esta servil sujeción de la Iglesia oficial al Estado es contraria a la fe católica (Bula “Unam Sanctam” del PP Bonifacio VIII entre otros documentos dogmáticos). No hay excusa de "pandemia" que valga. Si hay peligro de contagio de una enfermedad, aunque fuera siempre mortal (que no es el caso del Covid ni hay pruebas de que el gobierno diga la verdad sobre la gravedad de ese peligro porque la mentira le sirve para consolidar su tiranía frontalmente inconstitucional) , entre ese riesgo y el del perder el alma por no comulgar, no hay duda cual es la elección que nos manda la Fe.

Los cristianos de los primeros tres siglos de la Iglesia tenían prohibido por los Emperadores romanos, bajo pena de muerte, el asistir a misa o de cualquier manera participar del culto o enseñar su doctrina. Ellos no hicieron caso a la tiránica orden y a causa de ello miles murieron mártires.

Como es obvio una orden como esa de la Jerarquia no obliga ni a los Párrocos, ni a los sacerdotes, ni a los fieles. "Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres" (Hechos de los Apóstoles, 5,29).

A pesar de que la doctrina es tan clara, la casi totalidad de los católicos argentinos abandonan la comunión, se sienten relevados de oír misa los Domingos y fiestas de guardar y hasta dudo que suplan esas omisiones con actos de amor de Dios y devoción privada para reparar el inmenso pecado de apostasía en masa de la Jerarquía. ¿Cómo no temer sobre el futuro del país cuando se ofende a Dios de manera tan descarada?

EL MUNDO

EL TIEMPO