NACIÓN Y VERGÜENZA

Reinaldo Hernández Cardona, Cuba.

Seis décadas de destrucción

Necesito el castrismo

Y a nombre del comunismo

Desintegro la nación

Nación de noble entereza

Con traición y populismo

La llevaron a un abismo

De extraña naturaleza

Nunca masivamente

Aquella joven república

Sufrió acciones impunicas

Tan crueles y excluyentes

El verbo y el civilismo

Fueron victimas iniciales

Después fueron totales

Acentuando el despotismo

Su resistencia inicial

Enfrento lo inesperado

Tantos presos y fusilados

Y represión general

Pudo si desintegrar

Pero ella aun existe

Y dignamente insiste

En su valor recobrar

Cubanos que reprimieron

Ya por esto asilados

De militar preparados

Como brigada vinieron

Vida y pasión dedicadas

Defendiendo la nación

Fueron ejemplo y razón

De esta lucha continuada

Mujeres de honor completas

Y decisión infinitas

Como la inmensa Finita

Y la niña de placetas

Con patriotismo agrupado

Y activa continuación

Es justa la admiración

Con los llamados Plantados

Mas los nunca olvidados

Que guardan en su panteón

Ese amor por la nación

Como un tesoro sagrado

Hermanos en justo culto

A cubanos que murieron

Un memorial construyeron

Por su respeto absoluto

Los Boitel y los Zapatas

En huelgas contra vivir

Su formas de combatir

Con entereza innatas

Laura Pollan pacifismo

Osvaldo Paya civilista

Sus vidas dos activistas

Sus muertes dos abismos

Por la causa son raíz

Los Fabianes ,los Emilios

Los Ceperos , sus idilios

Por una Cuba feliz

De continuada raíz

Isaguires y Fortunes

Los Aldamas y se incluye

El nombre del Chino Aquí

Otros nombres y referencias

De cubanos que han luchado

Sostienen y hoy continuado

De la nación su vergüenza

Directorios ,fundaciones

Sectores de oposición

Son latidos de nación

Dichas organizaciones

Cubanos de la Fantu

Umpaco y otros tantos

Como las Damas de Blanco

Con su gladiolos de luz

Luces de justos reclamos

Por liberar la nación

Reflejan nuestra razón

Por lo tanto que luchamos

En este breve recuento

De seguro hay omisión

Mas fijo mi convicción

En un reconocimiento

Es la sentida opinión

Al margen de la añoranza

Y de vanas esperanzas

De que existe la nación

Pues enlutarme me niego

De ese crimen nacional

Y dominando el pesar

Solo al deber me entrego

Siempre las dictaduras

Aunque arrecien su poder

No se pueden sostener

Mas tiempo es sepultura

Yo veo nuestra nación

Deformadas por heridas

Pero siempre defendida

Y siento su corazón

Son latidos de vergüenza

Y existir pudo lograr

Y en su futuro gradual

Seremos voz y presencia

Nunca aquellas cualidades

Se lograrían completas

Bastarían como meta

Los derechos y libertades

La nación esta presente

Y de valores colmados

Inmensos de aquel pasado

Y agreguemos los recientes

Son cuerpo y voz de nación

Los que luchan los que callan

Pues donde quiera que vayan

Llevan tal condición

Son partes de la nación

Los injustos equivocados

Mas los que están atrapados

En perenne represión

La nación es su cultura

Sus costumbres y su arte

Y reviven en todas partes

Sea alegría o bravura

Son sus costas y praderas

Sus montañas y sus ríos

Sus calores y sus fríos

Sus otoños y primaveras

Y ese mote coloquial

Que sobre el pueblo decían

Que llamaban cubania

¿ No surge en cualquier lugar?

Si lo dicho es evidente

Aunque la maldad lo cubre

Es deber que se depure

Estando viva y presente

Quienes empeño no cambien

De algo que no han logrado

No importarles estar cansado

Es lo que los hace grandes

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image