LAURA POLLÁN

Reinaldo Hernández Cardona

Como un puro sortilegio

Surgido de su hermandad

Entregarme su amistad

Para mí fue un privilegio

De aquellos nobles encuentros

Junto a su dolor de esposa

Guardo en mí y no reposa

Sus palabras y sus aciertos

Fijados en su conciencia

Principios ideas y acción

Siempre en aras de la unión

Demostró su inteligencia

Cuidadosa en las acciones

Por lo que representaba

Erguida siempre marchaba

Logrando sus pretensiones

De la decencia heredera

Y entre todos los cubanos

Por los Derechos Humanos

Fue una activa mensajera

Su inicial reclamo activo

Renovado en el proceso

Ella incluyo a todo preso

Con reales y justos motivos

Sobre el cruel que le arrancaba

Justicia, salud y ternura

Sus gladiolos en sus blancuras

A esos crueles abofeteaba

Con cívica convicción

Sobre los golpes y ofensas

Dignidad fue su defensa

Ante toda represión

Hacer por nuestra causa un templo

Su imagen junto a otras mostrarlas

Y sin tener que adorarlas

Que nos inspire con su ejemplo

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image