IRÁN AMPLIÓ EL PRESUPUESTO DE SU PROGRAMA MISILÍSTICO

Por George Chaya

El Parlamento votó el aumento de la partida, que además incluye la financiación de la polémica Guardia Revolucionaria.

Con abrumadora mayoría de sus miembros el Parlamento, Irán votó el domingo un aumento del gasto para el programa de misiles balísticos de la nación y para financiar a su Guardia Revolucionaria paramilitar. Durante la sesión, los miembros del legislativo iraní cantaban "Muerte a América", informó Associated Press.

La votación fue vista como una respuesta contundente a las sanciones recientemente anunciadas por la administración estadounidense contra la república islámica. La agencia estatal iraní de noticias IRNA informó que 241 legisladores asistieron a la sesión de votación, con 240 aprobando el plan de gastos y un legislador absteniéndose. El proyecto de ley ahora debe elevarse a un comité de supervisión llamado Consejo de los Guardianes, que se espera lo apruebe.

El vocero del parlamento, Alí Lariyani ha advertido de que es "el primer paso" que toman los legisladores iraníes para contrarrestar la retórica de Washington respecto a Teherán. El viceministro de Asuntos Exteriores, Abbas Araghchi, uno de los más reconocidos negociadores en materia nuclear, dijo que el gobierno del presidente Hassan Rouhani, apoyara el proyecto de ley.

"El proyecto de ley ha intentado muy sabiamente no violar el acuerdo nuclear y tampoco da la oportunidad a la otra parte de manipularlo", declaró el viceministro en comentarios publicados por IRNA y recogidos por Al-Arabiya en lengua árabe.

Bajo los términos del proyecto de ley, se inyectarán unos USD 800 millones más al presupuesto inicialmente previsto que se destinarán a varios proyectos, incluyendo el Ministerio de Defensa y sus agencias de inteligencia. Entre otras dependencias que recibirán dinero estaría la fuerza Al-Quds de la Guardia Revolucionaria (un grupo paramilitar del régimen dirigida por el General Qassem Soleimani) que ha intervenido recientemente en los conflictos de Siria e Irak. La Guardia Revolucionaria opera separada de las fuerzas militares convencionales de Irán y responde de manera directa al Líder Supremo Ayatollah Ali Khamenei.

El proyecto de ley también "impone prohibiciones de visados y viajes a las organizaciones militares y de seguridad de EEUU y a los comandantes estadounidenses que hayan proporcionado apoyo financiero, de inteligencia, militar, logístico y de entrenamiento a lo que Teherán considera terroristas sunitas en la región".

Irán acusa a los EEUU de estar involucrados con ISIS y otros grupos islamistas sunitas enemigos del régimen chiita, aunque EEUU participa activamente en una campaña militar masiva contra el ISIS y también han golpeado a Al-Qaeda.

Tal vez lo más relevante, en el proyecto de ley es la inclusión para la prohibición de visas a funcionarios estadounidenses a quienes involucra con el grupo de exiliados iraníes llamado Muyahidin-e-Khalq, con quienes prominentes legisladores estadounidenses se habrían reunido.

IRNA también se refirió a que parte del dinero sería utilizado para desarrollar hélices nucleares. En diciembre, el presidente Rouhani ordenó a los funcionarios que elaboraran planes para la construcción de barcos con propulsión nuclear, algo que estaría permitido bajo el acuerdo nuclear firmado por Irán con la administración del ex presidente Barack Obama.

El presidente Donald Trump firmó un proyecto de ley de sanciones a principios de este mes que incluye nuevas medidas impuestas a Irán. Eso provocó una nueva indignación iraní, con el ministro de Relaciones Exteriores Mohammad Javad Zarif acusando a Trump de tratar de "matar" el acuerdo nuclear.

A principios de este mes, Irán reiteró una afirmación anterior explicando que las nuevas sanciones estadounidenses constituirían una "ruptura" del acuerdo nuclear de 2015 entre Irán y un grupo de potencias occidentales. Araghchi dijo que el país había preparado una lista de 16 medidas a tomar contra EEUU en respuesta a las sanciones, pero que estaba en estudio su aplicación.

Las sanciones estadounidenses también se extienden a personas involucradas en el programa de misiles balísticos de Irán, imponen un embargo de armas y considera terrorista a la Guardia Revolucionaria iraní.

En declaraciones dirigidas a Trump a principios de este mes, Rouhani emitió una advertencia para cualquiera que desee descartar el acuerdo de 2015. "Aquellos que pretenden derribar el acuerdo deben saber que están derribando la estabilidad política regional", dijo el presidente iraní presagiando una nueva situación de crisis entre ambos países.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image