CANADÁ DICE QUE DEPENDE DE OTRAS INSTANCIAS PARA ASISTIR A LOS CUBANOS VARADOS EN LATINOAMÉRICA

El Gobierno de Canadá sugirió el lunes que no tiene planes para aceptar a decenas de cubanos que se encuentran varados en varios países latinoamericanos tras la derogación de la política de "pies secos, pies mojados" y la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, reportó EFE.

El pasado febrero, la organización Movimiento Democracia, con sede en Miami (Estados Unidos), solicitó al Gobierno canadiense que aceptara como refugiados a centenares de cubanos que se encuentran en países latinoamericanos y que esperaban llegar a Estados Unidos.

Pero semanas después de la carta enviada por el presidente de Movimiento Democracia, Ramón Saúl Sánchez, al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, las autoridades canadienses no parecen dispuestas a abrir la puerta del país a los cubanos, según la agencia española.

Sánchez, sin embargo, publicó recientemente una misiva de respuesta del Gobierno canadiense fechada el 13 de abril. En esta se limita a comunicar que el asunto ha sido "cuidadosamente examinado".

Un portavoz del Ministerio de Inmigración y Ciudadanía de Canadá señaló el lunes a EFE que "Canadá depende del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), otras organizaciones y patrocinadores privados para referir casos en necesidad de reasentamiento".

"ACNUR da prioridad sobre la base de vulnerabilidad, no nacionalidad. Vulnerabilidad es uno de los factores clave utilizados por ACNUR para identificar los refugiados a reasentar en Canadá", añadió el portavoz.

"Los patrocinadores privados también pueden identificar individuos a reasentar en Canadá", terminó señalando el vocero del Ministerio de Inmigración y Ciudadanía.

Desde la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, Canadá se enfrenta a una creciente oleada de individuos que cruzan la frontera entre los dos países para solicitar asilo.

Según las últimas cifras del Ministerio de Inmigración y Ciudadanía de ese país, de enero a abril de este año, 2.719 personas han cruzado de forma ilegal la frontera entre los dos países y han solicitado refugio en Canadá.

Además, 9.321 han realizado solicitudes de refugio en el país tras entrar en Canadá de forma legal.

Canadá mantiene un acuerdo por el que, si una persona que procede de Estados Unidos solicita refugio en el país, es enviada de vuelta al país vecino.

Pero si el interesado solicita refugio tras entrar en el país de forma irregular procedente de Estados Unidos, esa persona puede permanecer en Canadá mientras su solicitud es considerada por las autoridades canadienses.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1494933354_31153.html

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image