CADA AÑO NACEN EN EL MUNDO 119.000 NIÑOS CON SÍNDROME ALCOHÓLICO FETAL

Algunos de los países con mayor consumo de alcohol durante el embarazo son europeos.

En torno al 10 ciento de mujeres de todo el mundo beben alcohol durante el embarazo. Y se estima que cada año nacen 119.000 niños con síndrome alcohólico fetal (SAF), informan investigadores del Centro de Adicción y Salud Mental de Canadá.

El estudio, publicado en The Lancet Global Health, ofrece las primeras estimaciones de la proporción de embarazadas que ingieren alcohol así como de afectados de SAF a escala mundial. Los resultados revelan, asimismo, que existen amplias variaciones según el país. En algunos, el porcentaje de embarazadas que beben alcohol supera el 45 por ciento.

Problema mundial

Los países con mayor consumo de alcohol durante el embarazo son Rusia, Reino Unido, Dinamarca, Bielorrusia e Irlanda. El continente europeo también presenta una prevalencia 2,6 más elevada de SAF que el promedio mundial. En la otra cara de la moneda, es decir, los países con un consumo de alcohol más bajo por parte de las embarazadas y un menor número de casos de SAF, se hallan en las regiones del Mediterráneo oriental y del sudeste asiático, regiones que, por otra parte, presentan altas tasas de abstinencia alcohólica.

En cuanto a la prevalencia del SAF, casi 15 personas por cada 10.000 en todo el mundo sufren este síndrome. Se trata de la forma más grave del trastorno del espectro alcohólico fetal (TEAF) y se caracteriza por alteraciones psicológicas, emocionales y sociales, problemas de comportamiento y de aprendizaje, así como por rasgos físicos típicos (nariz chata y mandíbula muy pequeña, entre otros).

Pero no todas las mujeres que beben durante el embarazo tendrán un hijo con SAF. Según señala Svetlana Popova, autora principal del estudio, se calcula que ello sucede en una de cada 67 embarazadas. No obstante, la investigadora considera este porcentaje un tanto «conservador», pues no incluye otros tipos de TEAF que pueden ocurrir a causa del consumo de alcohol durante la gestación, como son el SAF parcial o los trastornos del neurodesarrollo relacionados con el alcohol.

Solución: alcohol cero

Aunque se sabe que el alcohol puede dañar cualquier órgano o sistema del feto en desarrollo, sobre todo el cerebro, todavía no se conoce exactamente qué provoca que un feto sea más vulnerable a sufrir estas consecuencias, en términos de cantidad, frecuencia o temporalidad de ingesta de alcohol durante el embarazo. También otros factores, como la genética, el estrés, el tabaquismo y la nutrición, contribuyen al riesgo de desarrollar TEAF. «La medida más segura es abstenerse por completo del alcohol durante todo el embarazo», subraya Popova.

Esta investigación se ha llevado a cabo a partir de la revisión de la literatura médica y de análisis estadísticos. Las estimaciones resultantes deben contribuir a que los países planifiquen iniciativas y políticas de salud pública que adviertan sobre los riesgos del consumo de alcohol durante el embarazo.

El equipo ya se ha puesto en marcha para ampliar los resultados de este trabajo mediante el estudio de los trastornos del espectro alcohólico fetal a escala global. De hecho, en un estudio que publicaron el año pasado en The Lancet demostraron la comorbilidad de más de 400 enfermedades con el TEAF.

Más información en The Lancet Global Health

Fuente: Centro de Adicción y Salud Mental de Canadá

http://www.investigacionyciencia.es/noticias/cada-ao-nacen-en-el-mundo-119-000-nios-con-sndrome-alcohlico-fetal-14914

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image