LA LUNA DURMIÓ CONMIGO

Luís Llorens Torres, Puerto Rico

(1876-1944)

Esta noche la luna no quiere que yo duerma.
Esta noche la luna saltó por la ventana.
Y, novia que se quita su ropa de azahares,
toda ella desnuda, se ha metido en mi cama.

Viene de lejos, viene de detrás de las nubes,
oreada de sol y plateada de agua.
Viene que huele a besos: quizá, esta misma noche,
la enamoró el lucero galán de la mañana.

Viene que sabe a selva: tal vez, en el camino,
la curva de su cola rozó con la montaña.
Viene recién bañada: acaso, bajo el bosque,
al vadear el arroyo, se bañó en la cascada.

Viene a dormir conmigo, a que la goce y bese,
y a cantar la mentira de que a mi solo me ama.
Y como yo, al oírla, por vengarme, le digo
"mi amor es como el tuyo", ella se ha puesto pálida.

Ella se ha puesto pálida, y al besarme la boca,
me ilumina las sienes el temblor de sus lágrimas.
Ahora ya sé que ella, la que en suntuosas noches
da su cuerpo desnudo, a mi me ha dado el alma.

Poeta y periodista puertorriqueño. Nació en Juana Díaz y falleció en Santurce. Como poeta, principió con la corriente o escuela modernista, pasando subsiguientemente al estilo y modalidad costumbrista, sin dejar enteramente el ya agotado romanticismo, pues viene asociado a esta escuela al espíritu nacionalista y patriótico por el que pasaba Puerto Rico en esa época de sentimientos independistas y nacionalistas.

Luis Lloréns estudia la enseñanza secundaria en Mayagüez. Terminados estos estudios pasa a España para estudiar en las universidades de Barcelona y Granada.

Vuelto a Puerto Rico en 1901 comenzó su actividad fecunda, se fueron publicando varios de sus libros en orden sucesivo y rápido. En particular debemos mencionar la Revista de las Antillas, en donde figuran ya sus poemas de orientación vanguardista y modernista, al par de los de otros muchos hispanoamericanos de la misma escuela.

Mucha de la poesía de Luis Llorens está influenciada por su militancia política y por el naciente criollismo literario en boga. Es frecuente encontrarse en su poemario con el folklorismo jíbaro y el costumbrismo popular en general.

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image