EN DÍAS DE ESCLAVITUD

Juan Clemente Zenea

(Cuba, 1832-1871)

¡Señor, Señor, el pájaro perdido
Puede hallar en los bosques el sustento,
En cualquier árbol fabricar su nido,
Y a cualquier hora atravesar el viento!

¡Y el hombre, el dueño que a la tierra envías
Armado para entrar en la contienda,
No sabe al despertar todos los días
En qué desierto plantará su tienda!

Dejas que el blanco cisne en la laguna
Los dulces besos del terral aguarde,
Jugando con el brillo de la luna,
Nadando entre el reflejo de la tarde.

¡Y a mí, Señor, a mí no se me alcanza,
En medio de la mar embravecida,
Jugar con la ilusión y la esperanza
En esta triste noche de la vida!

Esparce su perfume la azucena
Sin lastimar su cáliz delicado,
Y si yo llego a descubrir mi pena,
Me queda el corazón despedazado.


¿Y quién soy yo? ¡Poeta vagabundo,
Que vengo, como réprobo maldito,
A contar una hora en este mundo
En presencia de Dios y lo infinito!

Vengo a pulsar el arpa un breve instante,
Y en mi suerte más bella sólo espero,
Encontrar mi sepulcro como el Dante
Por las sendas tal vez del extranjero.

La estrella de mi siglo se ha eclipsado,
Y en medio del dolor y el desconsuelo,
El lirio de la fe se ha marchitado,
Y no hay escala que conduzca al cielo.

Van los pueblos a orar al templo santo,
Y llevan una lámpara mezquina,
Y el Cristo allí, sobre la Cruz, en tanto,
Abre los brazos y la frente inclina.

Voluptuoso el amor en sus placeres,
No busca mirtos ni laurel aguarda,
Y cubren con un velo las mujeres
El ángel adormido de su guarda.

Tengo el alma, ¡Señor!, adolorida
Por unas penas que no tienen nombres,
Y no me culpes, no, porque te pida
Otra patria, otro siglo y otros hombres;

Que aquella edad con que soñé no asoma;
Con mi país de promisión no acierto;
¡Mis tiempos son los de la antigua Roma,
Y mis hermanos con la Grecia han muerto!

SINTESIS BIOGRAFICA

Fusilado por los españoles, la discutida personalidad de Zenea pone de acuerdo a la crítica literaria cuando se trata de encomiar su obra poética, una de las más singulares del siglo XIX en las letras hispanoamericanas. Poeta elegíaco, representa muy claramente los intereses expresivos de la segunda generación romántica; vuelve sobre los temas de la libertad y del exilio, con una mirada más íntima que la advertible en los poetas que le preceden. Su romance "Fidelia" es pieza singular entre sus creaciones; el segundo texto de "En días de esclavitud" presenta el concepto de la libertad con una fuerte impronta existencial, en tanto que su fuerza elegíaca queda muy bien expresada en "A una golondrina", poema XVI de "Diario de un mártir", escrito en prisión durante los días previos a su fusilamiento. Son excelentes: "Nocturno. Noche tempestuosa", "Cristóbal Colón", "Apurando la invención"...

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image