LA HABANERA

Juan D. Byrne (1919)

(Otro bardo de la dinastía poética de Bonifacio Byrne)

El mar te besa con caricia ufana

y el sol te dora primorosamente,

¡Oh Habanera gentil y sonriente,

y pícara, como una cortesana!

Bajo el palio de luz de la mañana

al encender sus oros por Oriente,

tú surges de su luz, resplandeciente,

como friné, desnuda y soberana.

Por acervo feliz quiso la suerte,

en mi ciega ilusión y mi ansia loca,

volver a ti los ojos para verte...

Quedando prisioneros mis antojos

en la dulzura suave de tu boca

y el misterio insondable de tus ojos

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image