EFEMERIDES DARIANAS DEL MES DE AGOSTO

Por Rubén Darío Pastora

En la vida y obra del Poeta Universal Rubén Darío, el mes de Agosto le fue grato en acontecimientos trascendentales: Su Primer encuentro con España, en su carácter de secretario de la delegación de Nicaragua para la conmemoración del cuarto centenario del descubrimiento de América, tiene como fecha el 16 de Agosto de 1892, ocasión en que conoce a ilustres personalidades del mundo literario, entre ellos a Marcelino Menéndez y Pelayo, a Don Juan Valera, el de las cartas americanas que avalaron su obra primigenia del modernismo “Azul”, a Gaspar Núñez de Arce etc. Escribe su poema A Colon. El 20 de Agosto de 1895 a raíz de la muerte del Presidente de Colombia, autor del himno de su Patria y benefactor de Panida, cesa su cargo como Cónsul General de Colombia en Buenos Aires, Argentina.

En Agosto de 1905 Rubén Darío veranea en San Esteban de Previa, Asturias España, donde actualmente se le erigió un busto. En 1906 después de una misión diplomática en Brasil, viaja por segunda vez a la Argentina, la que considera su Patria intelectual por haber consolidado su revolución literaria en el Pais.. En Agosto de 1907, veranea en Brest, Paris. Contra su voluntad tiene una entrevista con Rosario Murillo, su segunda esposa, a quien llama La Garza Morena.

El 7 de Agosto de 1907, el Poeta anuncia que saldrá de Paris a Nicaragua, después de quince años de ausencia. Su mujer española Francisca Sanchez está esperando un hijo el que nace en Octubre de ese año. El 10 de Agosto de 1910, el Presidente José Madriz lo delega en misión diplomática en Mexico con motivo del centenario de la independencia. llegó hasta Veracruz.. Agosto 1881: Escribe soneto cívico al General y Dr. Máximo Jerez, en León, Nicaragua, entonces de 14 años, ya conocido como Poeta Nino, época en que inicia sus cátedras literarias y su vida periodística, en las publicaciones La Verdad y El Ensayo, solía firmar sus artículos con el seudónimo Jaime Gil. El 13 de Agosto 1884: Acompaña al Presidente Adán Cárdenas en la gira a San Juan del Sur y Corinto al encuentro del Dr. Rafael Zaldívar, Presidente de la hermana Republica de El Salvador, quien fuera su mecenas en su primera estadía salvadoreña en 1882-83.

Momento notable para el Poeta, fue la presentación de su Oda A Bolívar, en ocasión del primer centenario del nacimiento del Libertador el 23 de Julio de 1883. El 26 de Agosto de 1884, escribe Epístolas” al ecuatoriano Juan Montalvo, escritor liberal cuyo estilo de fuego lo adopta, de quien dijo: “Noble ingenio: la luz de la palabra”.

El 7 de Agosto de 1885, el periódico el Porvenir de Managua y otros medios de prensa, anuncian la impresión del libro “Epístolas y Poemas”, el que se logró imprimir hasta 1888. El Poeta en su viaje a Santiago de Chile, no pudo llevar este libro, solo algunos poemas y recortes de periódicos. El 5 de Agosto.

De 1886, Rubén Darío está en Santiago de Chile y en esa fecha publica en el periódico La Época el poema El Manto, por esos días conoce a Pedro Balmaceda Toro, el hijo del Presidente de la Republica.. El 15 de Agosto la revista chilena “Artes y Letras” publica un artículo titulado “Álbum Porteño”. La estadía chilena de Darío, fue de 1886-1889. Un 13 de Agosto de 1893 llega Buenos Aires, Argentina con el nombramiento de Cónsul General de Colombia y corresponsal de la Nación. El 23 de Agosto de 1912, visita Argentina, cuna de “Prosas Profanas” y del libro “Los Raros, en su carácter de Director de las revistas Mundial y Elegancias, dictó su autobiografía publicada en la revista “Caras y Caretas”.

A COLÓN

¡Desgraciado Almirante! Tu pobre América,
tu india virgen y hermosa de sangre cálida,
la perla de tus sueños, es una histérica
de convulsivos nervios y frente pálida.

Un desastroso espíritu posee tu tierra:
donde la tribu unida blandió sus mazas,
hoy se enciende entre hermanos perpetua guerra,
se hieren y destrozan las mismas razas.

Al ídolo de piedra reemplaza ahora
el ídolo de carne que se entroniza,
y cada día alumbra la blanca aurora
en los campos fraternos sangre y ceniza.

Desdeñando a los reyes nos dimos leyes
al son de los cañones y los clarines,
y hoy al favor siniestro de negros reyes
fraternizan los Judas con los Caínes.

Bebiendo la esparcida savia francesa
con nuestra boca indígena semiespañola,
día a día cantamos la Marsellesa
para acabar danzando la Carmañola.

Las ambiciones pérfidas no tienen diques,
soñadas libertades yacen deshechas.
¡Eso no hicieron nunca nuestros caciques,
a quienes las montañas daban las flechas! .

Ellos eran soberbios, leales y francos,
ceñidas las cabezas de raras plumas;
¡ojalá hubieran sido los hombres blancos
como los Atahualpas y Moctezumas!

Cuando en vientres de América cayó semilla
de la raza de hierro que fue de España,
mezcló su fuerza heroica la gran Castilla
con la fuerza del indio de la montaña.

¡Pluguiera a Dios las aguas antes intactas
no reflejaran nunca las blancas velas;
ni vieran las estrellas estupefactas
arribar a la orilla tus carabelas!

Libre como las águilas, vieran los montes
pasar los aborígenes por los boscajes,
persiguiendo los pumas y los bisontes
con el dardo certero de sus carcajes.

Que más valiera el jefe rudo y bizarro
que el soldado que en fango sus glorias finca,
que ha hecho gemir al zipa bajo su carro
o temblar las heladas momias del Inca.

La cruz que nos llevaste padece mengua;
y tras encanalladas revoluciones,
la canalla escritora mancha la lengua
que escribieron Cervantes y Calderones.

Cristo va por las calles flaco y enclenque,
Barrabás tiene esclavos y charreteras,
y en las tierras de Chibcha, Cuzco y Palenque
han visto engalonadas a las panteras.

Duelos, espantos, guerras, fiebre constante
en nuestra senda ha puesto la suerte triste:
¡Cristóforo Colombo, pobre Almirante,
ruega a Dios por el mundo que descubriste!


Lee todo en:
A Colón - Poemas de Rubén Darío http://www.poemas-del-alma.com/a-colon.htm#ixzz39iiIRQoM

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image