A COLÓN

Rubén Darío

A COLÓN

¡Desgraciado Almirante! Tu pobre América,
tu india virgen y hermosa de sangre cálida,
la perla de tus sueños, es una histérica
de convulsivos nervios y frente pálida.

Un desastroso espíritu posee tu tierra:
donde la tribu unida blandió sus mazas,
hoy se enciende entre hermanos perpetua guerra,
se hieren y destrozan las mismas razas.

Al ídolo de piedra reemplaza ahora
el ídolo de carne que se entroniza,
y cada día alumbra la blanca aurora
en los campos fraternos sangre y ceniza.

Desdeñando a los reyes nos dimos leyes
al son de los cañones y los clarines,
y hoy al favor siniestro de negros reyes
fraternizan los Judas con los Caínes.

Bebiendo la esparcida savia francesa
con nuestra boca indígena semiespañola,
día a día cantamos la Marsellesa
para acabar danzando la Carmañola.

Las ambiciones pérfidas no tienen diques,
soñadas libertades yacen deshechas.
¡Eso no hicieron nunca nuestros caciques,
a quienes las montañas daban las flechas!

Ellos eran soberbios, leales y francos,
ceñidas las cabezas de raras plumas;
¡ojalá hubieran sido los hombres blancos
como los Atahualpas y Moctezumas!

Cuando en vientres de América cayó semilla
de la raza de hierro que fue de España,
mezcló su fuerza heroica la gran Castilla
con la fuerza del indio de la montaña.

¡Pluguiera a Dios las aguas antes intactas
no reflejaran nunca las blancas velas;
ni vieran las estrellas estupefactas
arribar a la orilla tus carabelas!

Libre como las águilas, vieran los montes
pasar los aborígenes por los boscajes,
persiguiendo los pumas y los bisontes
con el dardo certero de sus carcajes.

Que más valiera el jefe rudo y bizarro
que el soldado que en fango sus glorias finca,
que ha hecho gemir al zipa bajo su carro
o temblar las heladas momias del Inca.

La cruz que nos llevaste padece mengua;
y tras encanalladas revoluciones,
la canalla escritora mancha la lengua
que escribieron Cervantes y Calderones.

Cristo va por las calles flaco y enclenque,
Barrabás tiene esclavos y charreteras,
y en las tierras de Chibcha, Cuzco y Palenque
han visto engalonadas a las panteras.

Duelos, espantos, guerras, fiebre constante
en nuestra senda ha puesto la suerte triste:
¡Cristóforo Colombo, pobre Almirante,
ruega a Dios por el mundo que descubriste!

EFEMERIDES DARIANAS DEL MES DE MAYO

Héctor Darío Pastora

Mayo es el mes en que el Poeta Universal Rubén Darío escribió su famoso poema “La Marcha Triunfal” en la Isla Martin García, ubicada a 45 kilómetros de Buenos Aires, Argentina. Canto épico pletórico de “imágenes, decoración y música” dedicado al 85 aniversario de la independencia de Argentina. Poema escrito en las noches del 23 y 24 de Mayo de 1895, leído por el poeta boliviano Jaímes Freyre en el Ateneo de Buenos Aires , el 25 de Mayo y publicado al siguiente día con inusitados elogios por el Diario La Nación. El Bardo no asistió al acto, afectado por el fallecimiento de su madre Rosa Sarmiento, en la República de El Salvador el 3 de Mayo de 1895, cuyas cenizas fueron repatriadas el 3 de Mayo de 1995, centenario de su muerte a su Chinandega natal, por iniciativa del Movimiento Mundial Dariano, así también la creación del Museo- Archivo Rosa Sarmiento, inaugurado el 3 de Mayo del 2014.

El 5 de Mayo de 1911, en Paris, Francia y en los países de América Latina se dió a conocer el primer número de la revista Mundial, cuyo director era Rúben Darío. El escritor, Gabriel García Márquez, Premio Nobel de literatura 1982, en su narrativa mágica destaca la “Marcha Triunfal” en la novela “El Otoño del Patriarca” (1975). En Mayo merece mención el monumental poema “ Canto a la Argentina” escrito por el Panida en Paris, para la conmemoración del primer centenario de la independencia de Argentina en 1910, por encargo de La Nación de Buenos Aires. En Mayo de 1893 encuentro con el Apóstol José Martí en Nueva York, días después se embarca a Paris, viaja a Buenos Aires en su carácter de Cónsul General de Colombia en Argentina y corresponsal del Diario La Nación, en dicho periódico escribió un artículo antológico en homenaje a José Martí en ocasión de su muerte el 19 de Mayo de 1895, publicado posteriormente en el libro Los Raros, (1896).

www.movimientomundialdariano.com

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image