¿POR QUÉ ESTALLÓ LA GUERRA EN GAZA?

Por Charles Krauthammer

Traducción de Alfredo M. Cepero

(English version follows)

 

¿Por qué estalló la guerra en la Franja de Gaza? Esa es la primera pregunta que nos viene a la mente. Según Hamás y la prensa internacional, el motivo fue la resistencia a la ocupación israelí. Y yo me pregunto de nuevo: ¿Qué ocupación?  Hace siete años, con el mundo como testigo, Israel abandonó Gaza. Desmanteló todos los asentamientos, retiró a todos sus soldados y evacuó hasta el último judío sin dejar atrás el más mínimo vestigio de ocupación militar israelí. La única excepción fueron los invernaderos llenos de flores y frutos cultivados por los colonos israelíes. Fueron dejados intactos como una contribución al mejoramiento de la economía de Gaza. Sin embargo, en su odio visceral, los palestinos los destruyeron para no agradecer nada a los odiados judíos. 

Acto seguido, Israel declaró como frontera internacional sus fronteras con Gaza para acentuar su renuncia a cualquier reclamación sobre dicho territorio, al que consideró como un estado independiente. De hecho, fue Israel quién creó el primer estado palestino de la historia. Algo que jamás había sido reconocido por sus hermanos musulmanes--ni los turcos ni los egipcios, que ocuparon violentamente a Gaza durante dos décadas hasta ser desplazados por Israel en la guerra de los seis días en 1967.

El único objetivo de Israel ha sido siempre vivir en paz con un estado palestino independiente. Después de todo, el mundo entero ha insistido siempre en que Israel renuncie a territorios a cambio de la paz. Israel renunció a territorio pero no logró la paz.

Los palestinos de Gaza no correspondieron con la misma moneda. Pusieron a Hamás en el poder, que dio un golpe de estado militar y convirtió a la recién creada Palestina en un bastión armado para hacerle la guerra a Israel. Y guerra es lo que ha tenido lugar desde ese momento.

Es cierto que dentro de ese estado de guerra se han producido algunas treguas. Para Hamás, una tregua--hudna--no es otra cosa que una táctica para reorganizar sus fuerzas y comenzar otra guerra.  Nunca es una meta hacia una paz perdurable.

¿Cuál es la razón si ya Gaza no está ocupada? Porque Hamás considera que todo el territorio del estado de Israel está ocupado en una forma ilegítima. Que, según afirma el loco iraní que les suministra armas, es un cáncer y un crimen contra la humanidad que debe ser erradicado de la faz de la Tierra. Por lo tanto, no solo el principal objetivo sino la razón de la existencia de Hamás es destruir a Tel Aviv y al resto del territorio israelí previo a las fronteras de 1967.

Hamás comenzó a matar judíos por medio de campañas de bombardeos suicidas. Cuando Israel construyó una cerca casi impenetrable, apeló a cohetes disparados en forma indiscriminada contra zonas pobladas por civiles.

¿Cuál fue el propósito de Hamás para desatar este último ciclo de ataques que comenzó con una andanada de 150 cohetes contra Israel? No fue otro que transformar las últimas victorias estratégicas de Hamás en un status quo más favorable en su lucha contra Israel. Las cosas funcionan así:

El nuevo poderío de Hamás está basado en dos fuentes. Primero, una nueva cohetería--especialmente los FAJR--proporcionados por Irán. Estos cohetes tienen el alcance para llegar a Tel Aviv y Jerusalén, donde reside el 50 por ciento de los habitantes de Israel. Segundo, Hamás ha ganado poderío estratégico como consecuencia de cambios en el ambiente de la región. Como resultado de la Primavera Árabe y de los avances islámicos en Turquía, Hamás ha adquirido el patrocinio y la protección de estados importantes en el Medio Oriente.

Durante 60 años, una Turquía desprovista de influencia árabe había sido un aliado confiable de Israel. El vicioso giro de 180 grados del Primer ministro turco, Recep Erdogan, alcanzó su punto culminante el lunes cuando el gobernante turco calificó a Israel de estado terrorista.

Egipto se encuentra gobernado en estos momentos por la Hermandad Musulmana, de la cual Hamás es la rama palestina. Y el emir de Qatar visitó Gaza recientemente dejando tras sí la promesa de una ayuda de 400 millones de dólares.

El objetivo de Hamás durante esta última confrontación era garantizar que no se produjeran futuros ataques contra sus líderes, sus armamentos, sus plataformas y otras infraestructuras de terror y cohetería. Y, por supuesto, el levantamiento del bloqueo militar israelí que facilitaría la importación de nuevos y más destructivos armamentos. En pocas palabras, lo que Hamás quería era inmunidad e inviolabilidad para construir su arsenal de cohetes sin ser molestado. Después comenzaría una nueva guerra en condiciones más favorables.

De hecho, otra hudna, auspiciada y garantizada por Egipto y Turquía, dos potencias que Israel no puede darse el lujo de ofender.  Un respiro para construir en Gaza, en la frontera sur, una versión de la Hezbollah en la frontera norte de Israel. Hezbollah cuenta con 50,000 cohetes suministrados por Siria con la capacidad de impedir cualquier ataque preventivo por parte de Israel.

Aunque se han producido algunos cambios cosméticos al embargo, con la declaración de alto al fuego del pasado 21 de noviembre Israel parece haber resistido con éxito esas demandas. Lo que quiere decir que, en cualquier confrontación futura, Israel mantiene una relativa ventaja.

Es cierto que Israel ha triunfado una vez más en mantener su capacidad para defenderse. Pero únicamente hasta llegar a la próxima confrontación que, en la misma medida en que el día sigue a la noche, tendrá lugar en un futuro cierto. Hamás se encargará de que asía sea.

 

WHY WAS THERE WAR IN GAZA?
By CHARLES KRAUTHAMMER

     WASHINGTON -- Why was there an Israel-Gaza war in the first place? Resistance to the occupation, say Hamas and many in the international media.
     What occupation? Seven years ago, in front of the world, Israel pulled out of Gaza. It dismantled every settlement, withdrew every soldier, evacuated every Jew, leaving nothing and no one behind. Except for the greenhouses in which the settlers had grown fruit and flowers for export. These were left intact to help Gaza's economy -- only to be trashed when the Palestinians took over.
     Israel then declared its border with Gaza to be an international frontier, meaning that it renounced any claim to the territory and considered it an independent entity. In effect, Israel had created the first Palestinian state ever, something never granted by fellow Muslims -- neither the Ottoman Turks nor the Egyptians who brutally occupied Gaza for two decades before being driven out by Israel in the 1967 Six-Day War.
     Israel wanted nothing more than to live in peace with this independent Palestinian entity. After all, the world had incessantly demanded that Israel give up land for peace.
     It gave the land. It got no peace.
     The Gaza Palestinians did not reciprocate. They voted in Hamas, who then took over in a military putsch and turned their newly freed Palestine into an armed camp from which to war against Israel. It has been war ever since.
     Interrupted by the occasional truce, to be sure. But for Hamas a truce -- (BEG ITAL)hudna(END ITAL) -- is simply a tactic for building strength for the next round. It is never meant to be enduring, never meant to offer peace.
     But why, given that there is no occupation of Gaza anymore? Because Hamas considers all of Israel occupied, illegitimate, a cancer, a crime against humanity, to quote the leaders of Iran, Hamas' chief patron and arms supplier. Hamas' objective, openly declared, is to "liberate" -- i.e. destroy -- Tel Aviv and the rest of pre-1967 Israel. Indeed, it is Hamas' raison d'etre.
     Hamas first killed Jews with campaigns of suicide bombings. After Israel built a nearly impenetrable fence, it went to rockets fired indiscriminately at civilians in populated areas.
     What did Hamas hope to gain from this latest round of fighting, which it started with a barrage of about 150 rockets into Israel? To formally translate Hamas' recent strategic gains into a new, more favorable status quo with Israel. It works like this:
     Hamas' new strength comes from two sources. First, its new rocketry, especially the Fajr-5, smuggled in from Iran, that can now reach Tel Aviv and Jerusalem, putting 50 percent of Israel's population under its guns.
     Second, Hamas has gained strategic strength from changes in the regional environment. It has acquired the patronage and protection of important Middle Eastern states as a result of the Arab Spring and the Islamist reversal in Turkey.
     For 60 years, non-Arab Turkey had been a reliable ally of Israel. The vicious turnaround instituted by its Islamist prime minister, Recep Erdogan, reached its apogee on Monday when he called Israel a terrorist state.
     Egypt is now run by Hamas' own mother organization, the Muslim Brotherhood, of which Hamas is simply the Palestinian wing. And the emir of Qatar recently visited Gaza, leaving behind a promise of a cool $400 million.
     Hamas' objective was to guarantee no further attacks on its leaders or on its weaponry, launch sites and other terror and rocket infrastructure. And the lifting of Israel's military blockade, which would allow a flood of new and even more deadly weapons. In other words, immunity and inviolability during which time Hamas could build unmolested its arsenal of missiles -- until it is ready to restart the war on more favorable terms.
     Yet another (BEG ITAL)hudna(END ITAL), this one brokered and guaranteed by Egypt and Turkey, regional powers Israel has to be careful not to offend. A respite for rebuilding, until Hamas' Gaza becomes Hezbollah South, counterpart to the terror group to Israel's north, with 50,000 Iranian- and Syrian-supplied rockets that effectively deter any Israeli pre-emptive attack.
     With the declaration of a cease-fire on Nov. 21, Israel seems to have successfully resisted these demands, although there may be some cosmetic changes to the embargo. Which means that in any future fighting, Israel will retain the upper hand.
     Israel has once again succeeded in defending itself. But, yet again, only until the next round, which, as the night follows the day, will come. Hamas will see to that.
     

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image