"UN ALMA EN PENA"
Esperanza Serrano

 

Una luna descuartizada y negra,
se ha colado por mi ventana,
me ha quitado el sueño,
me ha traído el llanto de un alma en pena.

Hoy no estoy para cuentos de vampiros,
y mucho menos para historias rebuscadas
de blancas magnolias atrapadas en las ruedas
de un carrusel que ha perdido el equilibrio.

Hoy quería irme para la playa a jugar con el mar
y con la espuma de sus olas, pero aquí estoy,
escribiendo estos renglones,
para gritar la angustia que me aqueja.

Entre tantas calamidades
que llegan envueltas en noticias de la Isla,
hay una que, desde hace tiempo,
me ahoga, me asfixia, me envilece.

Hace apenas un año desapareció una niña,
dicen que fue vendida a un turista italiano,
que consumió drogas,
que murió asfixiada por el asma,
que su cuerpo, escondido en la maleza,
salió de las sombras por un perro que llevaba,
entre sus dientes, un trozo de uno de sus brazos.

Han pasado más de doce meses y aún los culpables
andan sueltos, algunos bebiendo ron, bailando rumba,
persiguiendo a las mulatas alegres de mi tierra...
Otros coreando consignas, golpeando disidentes,
aplaudiendo alegres las órdenes de los jefes octogenarios...

El barrio que la vio crecer permanece mudo,
nadie reclama, nadie grita, nadie culpa,
solo extienden sus manos solidarias
a aquellos que la ofertaron en el mercado de la lujuria,
llevados por el hambre, la desidia, la vanidad,
la complicidad, el mutismo
y la gran miseria humana que los mueve!

 

 

COMENTARIOS


Comentario
*El Administrador de la Nueva Nacion se reseva el derecho de no aprobar comentarios inapropiados.
 
Missing Image